jueves, 9 de febrero de 2012

A Cat In Paris



Entretenido filme dirigida por Jean-Loup Felicioli y Alain Gagnol(Siendo este, además, el primer largometraje de ambos) en el cual se mezclan los elementos de una historia de misterio y crimen con aquellos propios de una película familiar, destacando más que nada por su estilizada estética y cuidada atmósfera.
La trama de esta película empieza revelando la doble vida llevada por el gato Dino, quien de día acompaña a una solitaria niña que mantiene una relación distante con su madre policía que por la noche el felino se desempeña como cómplice de un hábil ladrón llamado Nico, enlazándose eventualmente ambas vidas de a poco, iniciándose así una inusual aventura en medio de la noche parisina.
Si bien esta película no está al mismo nivel de otros largometrajes animados de carácter magistral como “Las Trillizas de Belleville” o “Persépolis”, aún así el visionado de esta resultó ser para mí una experiencia agradable y divertida, más aún considerando la gran cantidad de estrenos comerciales que saturaron las carteleras el año pasado (Aún no sé qué oscura razón me pudo haber motivado a ver “Happy Feet 2”)
Lo más logrado de la película es su aspecto visual, con un muy buen uso de colores y hermosas escenografías. Si bien el diseño de los personajes es, en apariencia, bastante sencillo, su misma sencillez le permite tener un carácter bastante expresivo y ágil, con una animación bastante fluida.
Esto permite, además que las secuencias “extrañas” y “surreales” que tienen lugar dentro de un contexto más o menos “realista” no se desentonen con el resto del conjunto, poseyendo así la narrativa un carácter bastante lineal y preciso, que evita cualquier escena de “relleno” o sentimentalismos forzados.
Aunque en esta película se apela mucho a la comedia física, ninguno de estos gags cae en rutinas odiosas, e incluso adquiere un carácter bastante discreto en relación con el desarrollo de la trama, la cual, a pesar de ser un poco previsible, resulta convincente y posee una resolución satisfactoria.
Puede que “A Cat in Paris” no sea una película “cambia vidas”, pero de todas formas, la sobriedad de su realización hace de esta película un producto de muy buena calidad, que demuestra que una película para público infantil no tiene necesariamente tiene que ser condescendiente o excesivamente simplona, sino que también es capaz de demostrar cierto grado de madurez y manejar muy bien las sutilezas. Y claro, también demuestra que el humor físico puede ser mucho mejor de lo que muchas comedias slasptick de los últimos años (Y eso incluye comedias de acción real) nos han querido convencer.

4 comentarios:

Miquel Díaz dijo...

Visualmente me gusta. A ver si consigo verla.

Gustvoc dijo...

lastima que no las traigan por latinoamerica no tienes nada sobre Valerian la versión animada del comic?

Miquel dijo...

En España "Un Gato en París" la estrenaron en Octubre en 4 salas, sin publicidad ni nada... ni me enteré que esta película existía.

Chico y Rita me enteré de su producción hablando con artistas de por aquí... Mariscal es muy famoso en Barcelona, pero no me enteré de cuando estrenaron la película, de hecho apenas recaudó un millón y medio de Euros en taquilla. Ahora que la han nominado a los Oscars aparece en portada de los periódicos y hablan de ella por TV... Es enervante lo que se valora en el mundo de la animación XD

Edelce dijo...

Vamos!, habemos anónimos que seguimos el blog!.
Saludos.