viernes, 23 de diciembre de 2011

Review navideño: Tokyo Godfathers




La breve, pero magistral obra de Satoshi Kon constituye un caso muy especial dentro de toda la historia de la animación japonesa: En las cuatro películas dirigidas por él (Así como en su serie “Paranoia Agent”) destacaba principalmente, además de la excelente calidad de la animación (Con diseños realistas y repletos de detalles) el carácter atípico y surrealista de las tramas (Las cuales, o bien evitaban cualquier clase de cliché de género, o bien los presentaban de forma paródica) resultando así radicalmente distinto a cualquier serie o película anime que se hubiese realizado antes y después.

La película de la cual se ocupa esta entrada no es la excepción, puesto que “Tokyo Godfathers”, además de contar con los demás elementos presentes en las demás películas de Satoshi Kon (Como las secuencias oníricas y los héroes, o más bien antihéroes inusuales, así como la representación de diversos aspectos de la realidad japonesa poco tratados en el anime) resulta toda una suerte de atípica fábula navideña, la misma que hace un muy efectivo uso de los elementos presentes en este tipo de historias, con una narrativa ágil y divertida, con muchos momentos emotivos, sin apelar a muchas de las cursilerías presentes en este tipo de historias.

Mientras que muchos especiales navideños de anime tienden a enfocar esta festividad desde un punto de vista romántico, “Tokyo Godfathers” va en una dirección totalmente opuesta, presentando así una historia que abarca muchos de los temas (Aunque no de forma convencional) tratados en las más influyentes y conocidas historias vinculadas a la Navidad, desde la clásica historia de Dickens “A Christmas Carol”, o la memorable película de Frank Capra “¡Qué Bello es Vivir!”: La Redención, la preocupación por los desposeídos y marginados, la generosidad y el perdón…Y lo mejor de todo es que la forma en la cual dichas temáticas son tratadas dista mucho de ser forzada o condescendiente, sino más que bien surge de forma honesta y espontanea, logrando así que una trama en la cual se mezclan sueños, realidad, milagros y personajes extravagantes(pero creíbles) se desarrolle de forma convincente.
Los “héroes” de Satoshi Kon suelen ser muy inusuales: Estos no tienen superpoderes, ni poseen vestidos o peinados rebuscados, y en muchos casos, son personajes que son vistos por los otros como “perdedores” o simplemente, personas comunes y corrientes envueltos en situaciones desconcertantes. En el caso de “Tokyo Godfathers”, estos personajes, doblemente “perdedores”, y marginados de la sociedad (Los tres protagonistas son personas sin hogar) tienen la oportunidad de demostrar su valía, teniendo además la oportunidad de enfrentarse a los fantasmas del pasado, aunque no sin antes tener que sortear toda clase de dificultades, entre las cuales estarán incluidas sus propias dudas para asumir nuevamente las riendas de su vida luego de haber tomado muchas decisiones equivocadas en el pasado…Y aunque esto suene muy melodramático, lo cierto es que en sí, la historia es my divertida: Una vez más, Satoshi Kon demuestra su capacidad para combinar el humor con la seriedad, contando esta historia con una gran variedad de emociones, que van desde lo más prosaico hasta lo más profundo y solemne. Mención aparte merece el excelente guión de Keiko Nobumoto (Creador de la serie “Wolf´s Rain”) el cual desarrolla magníficamente a cada uno de los personajes involucrados en la trama, en especial a los tres protagonistas, por medio de una serie situaciones que bien podrían haber resultado forzadas o dignas de una telenovela, pero que aquí se presentan de forma tan hábil e ingeniosa, que ninguna parte de la película se siente tediosa o fuera de lugar.
La mezcla de elementos que posee “Tokyo Godfathers” (Seriedad-humor, realismo-fantasía) hace del visionado de esta película una experiencia muy disfrutable, siendo quizá la película más accesible de Satoshi Kon, y a mi parecer, su trabajo más logrado y fascinante, en el cual están presentes de forma maravillosa todos los elementos de universo creador particular.

En resumen: Yo creo que esta es una de las mejores películas navideñas que se hayan hecho en los últimos años, consiguiendo expresar de forma mucho más sincera(Y amena) todo el carácter optimista y bienintencionado que muchas otras películas (Animadas o de acción real)intentan mostrar, sin lograrlo de forma satisfactoria. En un tiempo con películas navideñas tan horribles como “El Expreso Polar” y “El hermano de Santa” eso es algo que se agradece.


3 comentarios:

Miquel Díaz dijo...

Para mi la mejor película de Satoshi Kon es "Perfect Blue", aunque las 4 me han gustado mucho.

Tokyo Godfathers es la única de las 4 que no la calificaria de surrealista.

Lo que más me gustas de las películas de Kon a nivel guión, es que aunque se trate de una incomprensible historia de un mundo omnidimensional con monstruos psicológicos, los personajes son muy humanos y consigue que empatices con ellos, cosa que Hideaki Anno por ejemplo no consigue, ni siquiera Mamoru Oshii, quien consigue hacerte empatizar a través de sus ambientes, no de sus fríos e impersonales personajes.

Elisaul dijo...

A mi me gusta mucha esta pelicula, curiosamente uno de los primeros filmes que vi por recomendacion de este blog. Aunque Paranoia Agent me gusta mucho mas.

Miquel Díaz dijo...

Paranoia Agent me gustó, pero al fin y al cabo esa serie la hicieron juntando ideas que no usaron para Perfect Blue y Tokyo Godfathers