viernes, 30 de diciembre de 2011

Las aventuras de Tintín


Aún después de haber hecho películas como “La Lista de Schindler”, “Salvando al Soldado Ryan” y “Munich”, los detractores de Steven Spieleberg siguen haciendo hincapié en las cualidades que, según ellos, “definen” su obra como director: Excesos sentimentales, puerilidad, tramas “vacías” hechas simplemente para el lucimiento de increíbles efectos especiales, y por último, que sus películas , no poseen un carácter verdaderamente “artístico”…(Porque, como todos sabemos, el “arte verdadero” SIEMPRE debe involucrar una gran cantidad de angustia existencial y drama…¿O no, Alejandro Gonzalez Iñarritu?)
La primera vez que se anunció esta película, debo admitir yo tenía ciertas reservas al respecto: La verdad es que mi primer encuentro con las historias de Tintin no fue a través de los cómics de Hergé, sino más bien a través de la serie animada producida por Ellipse Programmé y Nelvana a principios de los años 90, la cual fue transmitida en Latinoamérica a través del canal Cartoon Network.

A pesar de la sencillez de las tramas y los personajes (O tal vez por esa misma cualidad) dicha serie animada, me pareció siempre muy divertida y bien realizada (En particular, me gusto mucho más la adaptación hecha en esta serie de los álbumes Las 7 Bolas de Cristal y El templo del Sol que la película de 1969) En todo caso, dicha serie bastó para que me familiarizase con el tono de las historias, así como con los personajes, y sus personalidades respectivas. De hecho, dicha serie fue la última adaptación de los cómics de Hergé hasta que por fin fue anunciada esta película, dirigida por nada más y nada menos que Steven Spielberg, con la producción de Peter Jackson , y escrito por Steven Moffat, Edgar Wright and Joe Cornish.
Con semejante combinación de talento… ¿Qué razón podría tener yo, para, como dije anteriormente, tener mis dudas al respecto de esta producción? Bueno, únicamente por una razón, la misma por la cual, muchas otras personas (en la web, al menos) también tenían sus dudas con respecto a esta película: La técnica visual empleada en la misma, en la cual se hacía una extraña mezcla de foto-realismo digital con cierto grado de estilización caricaturesca, la misma que hizo que en más (en la web) empezase con la clásica cantaleta de porque-no-hicieron-esta-película-con-actores-reales-en-vez-de-con-animación-digital(Y por cierto, existe no una, sino DOS películas de acción viva basadas en el personaje, aunque las críticas para ambas fueron terribles) Sin embargo, hay que admitir que, en parte al menos, dichos comentarios y dudas estaban justificados: Aunque la animación digital se ha perfeccionado considerablemente en los últimos años, aún sigue siendo muy evidente la diferencia que existe entre los personajes reales y los personajes digitales, y más aún si se trata de personajes humanos...


El efecto del Valle Inquietante dista mucho de estar a punto de desaparecer (Tal como lo comprueba la desastrosa película “Marte necesita Mamás”) y la verdad es que muchas de las películas animadas que apelan a la estética foto-realista no han tenido muy buenos resultados (Ni en la taquilla, ni en la crítica). Bastaría mencionar el desastre que fue “Final Fantasy: El Espíritu en nosotros” y las tres últimas películas de Robert Zemeckis.

No obstante, hay que admitir que Steven Spielberg supo crear una gran expectativa con respecto a esta película: Mucho tiempo paso para que las primeras imágenes de producción y un primer tráiler aparecieran, y aunque no todos (En particular, los más puristas seguidores del cómic) estaban muy complacidos con la estética digital aplicada a los personajes de Hergé, la expectación del público en general seguía siendo muy elevada (Y para quienes jamás habían oído de los personajes en los cuales dicha película estaba basada, bastaban los nombres de Steven Spielberg y Peter Jackson)
Bien, por fin la película, y debo decir, que, por lo menos, no resulté decepcionado. La verdad es que, aunque todavía no estoy muy seguro con respecto a la estética visual de la película (Créanlo o no, el efecto del Valle Inquietante en “Tintín” me pareció más notorio en los personajes caricaturescos mas que en los que poseían rasgos realistas, las cuales, para mi sorpresa, resultaron ser mucho más expresivos y “humanos” de lo que yo estaba esperando, a pesar de cierto aire “videojueguil” que impera en este filme) lo cierto es que disfruté mucho el visionado de esta película.
Sí, la trama es bastante simple y los elementos cómicos son muy ingenuos e “inocentes”, pero eso no impide que la película resulte ser un escapismo bastante divertido, que se deja ver de principio a fin: En cierta medida, me pareció una recreación “épica” y sobredimensionada de los capítulos de la serie animada de los años noventa que yo veía de niño, un poco más adaptada a la sensibilidad de las nuevas generaciones, pero que conserva la esencia de las historias originales, siendo muy fiel a la trama original de los cómics y a sus personajes.

Dicha fidelidad permite que los clásicos “defectos” que suelen achacarse a los filmes se Spielberg (Y a los de todos sus imitadores) se mantengan a raya, y algo que bien pudo haber resultado un desastre como “Hook” termina siendo una experiencia agradable y satisfactoria.


Sin llegar a ser una película de aventuras tan icónica como “Los Cazadores del Arca Perdida”, lo cierto es que este proyecto de Steven Spielberg (A mí parecer) ha resultado más que bien, de forma tal que la espectacular animación digital no es un fin en sí misma, sino un medio para contar una historia entretenida, algo que muchos, muchos filmes estrenados este año han intentado (fallando miserablemente)
Creo que junto con “Rango”, este ha sido uno de mis estrenos comerciales favoritos del 2011, y aunque mi predicción de victoria para el premio de la Academia a la Mejor película animada sigue favoreciendo al camaleón con la voz de Johnny Depp, la interpretación de Tintín por parte del Rey Midas de Hollywood será un competidor muy duro de vencer, cuando menos.

1 comentario:

Miquel Díaz dijo...

A mi me gustó Tintin, si bien la estética no deja de parecerme "rara" y sigo pensando que puestos a hacer una versión animada habría sido mejor una estética fiel bidimensional, después de todo Hergé creó un estilo de cómic de línea clara que marcó un antes y un después en la historia del cómic europeo.

Por otro lado sigue siendo bastante fiel a los cómics, la historia no es igual que "El Secreto del Unicornio" "El Tesoro de Rackham el Rojo" y "El Cangrejo de las Pinzas de Oro", pero los personajes y la ambientación conservan su esencia y las escenas que han añadido de cosecha própia (salvo el absurdo duelo de grúas) está bastante en la línea de los guiones de Hergé.

Con todo y con esas, sigo prefiriendo la serie de Nelvana y la película Tintin en el Lago de los Tiburones de 1976

Se que soy bastante puñetero con la crítica a esta película, pero al fin y al cabo yo aprendí a leer con cómics de Tintin.