jueves, 14 de octubre de 2010

Elfen Lied


Al igual que Serial Experiments Lain o Evangelion, “Elfen Lied” es una serie que ha dividido a los fans del anime entre aquellos que la consideran una obra maestra, y aquellos que la consideran sobrevalorada. Sin embargo, el caso de esta serie es un tanto más extremo que las dos series anteriormente mencionadas, debido a su extrema violencia, gore, y desnudos.
Pero más que nada, por la violencia y el gore: Elfen Lied es constantemente (y con razón) considerada una de las series animadas más sangrientas que alguna vez se hayan hecho, en la que un solo episodio pueden verse litros y litros de sangre. De hecho, algunos espectadores han abandonado la serie luego de ver tan sólo el primer capítulo, dado que ya desde el comienzo, hay un gran despliegue de violencia, vísceras y sangre.
Desde luego, esta violencia resultaría ridícula si la trama resultase ser completamente vacía y banal. Y, si bien algunos aspectos de esta serie recaen en algunos de los clichés de muchos animes mediocres (La comedia sin gracia de los animes “harem”, la marcada estupidez de los personajes “adorables” y claro, las “orejitas de gato” que aquí quieren hacer pasar por cuernos) también posee una trama intensa y dramática, en la que estos clichés se tuercen de la forma más cruel y perversa, revisando temas como la crueldad humana y el drama de la extinción (Temas que son examinados de forma más sutil en animes como Evangelion o Death Note)
Elfen Lied no sólo es explicita en su violencia, sino también en sus emociones: Con tan sólo trece episodios (Y una OVA) “Elfen Lied” puede provocar una amplia gama de sentimientos, dado que aquí se mezcla desde lo más crudo y despiadado hasta una ternura extrema, que bordea lo cursi, incluso lo telenovelesco.
Si bien en el aspecto cómico esta serie no sobresale mucho (Los momentos supuestamente chistosos se sienten más incómodos que divertidos) la inclusión de “gags” o elementos ligeros sirven como balance a las partes más brutales de la trama (Brutales no sólo por la sangre, sino también en el plano psicológico, siendo algunos puntos de la historia excesivamente crueles)
A nivel de animación, la serie está muy bien trabajada, aunque estoy seguro que a más de un espectador le parecerá extraño que personajes con un diseño que parece más propio de animes “cómicos” o románticos, se vean envueltos en una medio de situaciones de violencia extrema (Series como la Higurashi, y NaruTaru provocan una reacción similar, debido a la mezcla de elementos “adorables” con violencia y escenas de mucha crueldad)
A nivel argumental, la serie es muy irregular, alcanzando algunos picos de suspenso y tensión, los mismos que son arruinados por secuencias forzadas de melodrama (Las cuales, como ya dije antes, llegan a parecer sacadas de una telenovela) Aún así, su brevedad juega a su favor, dado que, con sólo trece episodios, la trama avanza con bastante rapidez, sin demasiados elementos superficiales o de relleno.


No sorprende que el público esté dividido con respecto a esta serie: Los excesos de Elfen Lied bien pueden ser considerados como un aspecto positivo o negativo dependiendo del espectador.


Finalmente, no podríamos dejar de mencionar el apartado musical: Al menos a este nivel, la serie es sobresaliente, con un ominoso tema de apertura, cantado en latín, influenciadas por el arte de Gustav Klimt. (Aún aquellos que no gustan de esta serie están de acuerdo en que la secuencia de apertura está muy bien hecha) En contraste, el tema de cierre es una canción pop japonesa, la misma que casi parece fuera de lugar, considerando el carácter de la trama. El resto de melodías sirven para recrear un ambiente de tensión o dramatismo, el mismo que contribuye al impacto emocional de algunas escenas (Digo, por si acaso la sangre y las vísceras no hayan sido suficientes)



“Elfen Lied” me pareció una serie buena, aunque no excepcional, en la que pueden apreciarse muchos de los aspectos más radicales del anime. Eso sí, para aquellos que decidan verla, más les vale tener un estómago de lo más fuerte, no sólo para resistir las vísceras y el gore, sino también lo más empalagoso: Por raro que parezca, esta serie es capaz de reunir tales extremos.

2 comentarios:

Miquel Díaz dijo...

Sólo he visto el capítulo piloto, vi unas escenas que me parecieron exageradamente morbosas, otras escenas exageradamente ñoñas y una trama pseudofilosófica que no me conveenció. El opening es brutal, eso sí lo reconozco.

No se... quizá debería darle otra oportunidad, ya que la série que hicieron los mismos autores a continuación: So Ra No To Wo, me encantó.

Anónimo dijo...

creo q EXCEDES cuando mencionas evangelion, cuando evangelion tenia temas de intolerancia o poderes sadistas?, cuando disque serie solo se pasaban en tonterias depresivas nunca fue una serie compleja por q si se tratasen de "robots" y del fin del mundo, por q no se centro en eso, o acaso las estupideces del prota y sus emos amigos, ¡eran mas importantes que el mundo q rodean?, en fin evangelion es basura, pero elfen lied al menos con tanto gore y fanservice tonto al menos quería mostrar su cierto mensaje, no es una serie memorable pero tuvo lo suyo para ser recordado, como una serie exagerada en gore y morbo XD