miércoles, 21 de julio de 2010

Krysar


“Krysar” (Jirí Barta, 1985) se vale, al igual que “Las aventuras secretas de Tom Thumb” de un cuento de hadas para crear un lúgubre fábula de fantasía y terror acerca de la crueldad humana.
Inspirada en “El flautista de Hamelin”, esta película nos muestra una sociedad deshumanizada, en donde las bajas pasiones y la vileza yacen latentes, bajo la falsa impresión de una ciudad civilizada, llena de complejos (pero absurdos artilugios) que, en realidad, encubren los peores aspectos del alma humana.
De hecho, los personajes ni siquiera parecen humanos, sino que se nos presentan como seres monstruosos, despreciables y malignos. Los únicos personajes que son tratados con realismo, además de las ratas (Las cuales, por cierto, son el único elemento de acción viva de toda la película, dándole un toque más grotesco) son el flautista y el barquero que le trae a la ciudad. Pero además, existe una joven de rasgos no-realistas, sino idealizados, simples, pero cautivantes, los mismos que simbolizan inocencia y pureza, en contraste con la maldad de los demás habitantes de la ciudad.
Así, siguiendo el esquema del cuento original, la historia sirve como metáfora y símbolo de las estructuras sociales decadentes, la misma que recibe un castigo de connotaciones bíblicas y profundamente pesimistas, aunque sin ser enteramente nihilistas.
Aún así, esta película no está exenta de belleza y poesía en algunas de sus secuencias, en especial la escena en la que el flautista hace crecer las plantas con la música, o el reflexivo final de esta fábula.
Muy en línea de los trabajos de Jan Svankmajer y los hermanos Quay, esta deconstrucción de un cuento de hadas sirve como una suerte de oscura parábola aplicable al mundo moderno, y quienes habitamos en él, en ambientes en donde la pureza y los valores son exaltados de la boca para afuera, más, en la práctica, se pisotea y critica a quien no comparte los vicios y maldades comúnmente aceptados.













4 comentarios:

Miquel Díaz dijo...

Me encanta el personaje de El Flautista de Hamelin, es uno de los pocos anti-héroes del folklore europeo, es un salvador de la ciudad, pero si no respetas el trato con él... prepárate!

A mi me pareció el mejor personaje de Shreck 4.

Alvaro dijo...

Aún no he visto "Shrek 4", aunque, por lo que he leído, no está a la altura de la primera entrega (Además, el director es el mismo de Sky High: Super escuela de héroes y Deuce Bigalow: Gigolo por accidente, dos películas que francamente odio)

Miquel Díaz dijo...

Shrek 4 está... bien.

Ya, teniendo en cuenta que tras Shrek y Shrek 2 parecía que Dreamworks se había puesto a la altura de Pixar, que una entrega de Shrek esté "bien" no es demasiado positivo, pero almenos no es el petardazo infumable que fue Shrek 3

Maria TS dijo...

hiii


krysar es de las peliculas animadas k mas recuerdo de mis dias de infancia, que para ser una animacion no a todo el mundo le gustaba especialmente k lo vieran los niños jeje o kisa fuera por la crudeza de los personajes pero para mi es de lo mejor k hay


saludos oscuros