viernes, 7 de mayo de 2010

Boogie el Aceitoso: El homenaje y la burla.



A muchos de nosotros nos gustan mucho las películas de acción: Nos gustan sus héroes y sus villanos, sus poses y frases típicas, y sobre todas las cosas: Nos encanta ver su forma de hacer justicia, siempre directa, rápida y brutal. Mientras más malo sea el villano de turno, más goza el público al verlo castigado.

Los héroes que Hollywood nos ha brindado son criaturas amorales, más allá del bien y el mal, a semejanza del “superhombre” del que tanto hablaba Nietzsche, personajes que siempre consiguen lo que quieren (Y esto incluye al personaje femenino de turno) y lo consiguen de inmediato.
El cine de “tipos duros” alcanzó su máximo esplendor en los años 80, con figuras como Chuck Norris, Sylvester Stallone, Arnold Schwarzenegger, Jean Claude Van Damme, Bruce Willis mientras que en los noventa nos ofreció a Steven Seagal.

Qué habría sido de nuestra niñez sin ellos....
Algunos dicen que este cine ha muerto en los últimos tiempos, tan lleno de metrosexuales y tipos un poco más “sensibles” (Pensemos en Matt Damon, Leonardo DiCaprio o el tipo que hace de vampiro en Crepúsculo) Yo pienso que no. Este cine, más bien, ha experimentado una serie de cambios, una renovación, de carácter visual, sino argumental, influida por el estilo videoclipero y MTV tan de moda en estos días. El cine de acción moderno es un cine de violencia estilizada, de tiroteos ralentizados, colores chillones o contrastantes: Esta nueva “estética de la violencia” alcanza su punto más exagerado en títulos como “300” o “Sin City”, pero claro, tampoco el cine de acción “clásico” ha muerto del todo: Piensen en la nueva película de Rambo, o en el próximo estreno “The Expendables”.


“Boogie el Aceitoso” (Gustavo Cova, 2009) bien puede disfrutarse como una parodia (o burla) del cine de acción en todas sus formas (Desde el de los tipos rudos y machistas hasta el estilo videoclipero y estilizado, con algunos guiños al western y al cine de mafiosos) o bien como una más de su clase, en donde no hay un segundo en el que no haya una persecución, un tiroteo, o una golpiza (Todo ello con la sobredosis de sangre correspondiente)




El protagonista, el mercenario Boogie “El Aceitoso” dista mucho de ser el clásico héroe (De hecho, es más bien todo lo contrario) pero posee toda la actitud de un Eastwood, de un Stallone, de un Seagal y hasta de un Van Damme. Es el tipo invencible e insensible, que no se detiene ante nada para conseguir su objetivo, y siempre sale triunfante. Es un machista, vulgar y rudo, pero al que todas las mujeres persiguen, y sus enemigos envidian (y de paso desean matarlo)

Inspirada en un cómic de Roberto Fontanarrosa (Quien también participó en la película animada de Martín Fierro) y dirigida por Gustavo Cova, también director de la serie erótica “City Hunters” bien podría ser criticada por algunos como una apología a la ultraviolencia y al machismo, pero yo pienso que no es así: Esta película se despoja de toda pretenciosidad, de cualquier clase de discurso “bonito” que justifique o “embellezca” la violencia. Es una película de acción pura, brutal y directa, un tanto cínica, pero terriblemente divertida, con suficiente humor negro como para reírse de sí misma, de sus personajes, de su estilo, de todo lo que representa. Vamos, que es como Golgo 13, pero en clave cómica. Y esta es su principal virtud: Ser una parodia (Una buena parodia, no como los engendros que hace Aaron Seltzer y Jason Friedberg) de todos los clichés y fórmulas del cine de acción, así como los arquetipos y valores que son celebrados por este género.



Los fans del cine de acción apreciarán las impactantes escenas de acción (No piensen que porque es caricatura la violencia es menos chocante) mientras que los fans del cine de animación gustarán de los diseños divertidos y bien realizados, todo ello salpicado con ingentes dosis de comicidad. Mención aparte es la escena final en el juzgado, sólo comparable al nuevo final que Homero hizo para la película de Mel Gibson en el episodio Beyond Blunderdome. Un magnífico entretenimiento.



La película está disponible en inglés y en español.

No hay comentarios: