domingo, 25 de abril de 2010

Los cortos de Gerrit van Djik



"La animación es la manera más poderosa de hacer películas porque, contrario al documental y a la ficción, puedes hacer lo que sea, lo que tienes en la cabeza.”

Gerrit Van Dijk, al igual que Bill Plympton o Jan Svankmajer, es un animador dueño de un mundo propio y una de estética e impacto visual asombrosos.
Nacido en Uden, en 1938, este animador proveniente de los Países Bajos realizó su primer cortometraje en 1971 “It is good in Heaven”, una animación hecha con recortes. Desde ya, se intuyen las principales características de su cine, en donde abundan los elementos de crítica y transgresión, los mismos que no son presentados de una forma burda o vulgar, sino bella y estilizada.
En el universo de Van Dijk, cualquier elemento de la realidad puede ser convertido en algo hermoso, cautivante; seductor incluso. Hay un carácter poético en todos sus dibujos, aún en los más irreverentes y burlones.
Ver un corto de Van Dijk es como darle un repaso a toda la cultura del siglo XX (Con sus cosas buenas y malas) en cuestión de minutos. La belleza de sus animaciones va acompañada de un fuerte carácter reflexivo, y aún sus cortometrajes más simples dan mucho que pensar.
Sobran las palabras. Los cortos (Cada uno de ellos una obra de arte magnífica) Hablan por sí solos, con una voz y un lenguaje propios.


















¿Habían visto alguna vez a alguien animarse a sí mismo?

"Soy un producto de los 60, la época de las revoluciones sexuales, políticas, Paris del 68, y todo eso está reflejado en mi trabajo. Cuando uno es joven, tiene deseos de transformar el mundo, y en mi trabajo se ve reflejado cómo esas fuerzas han ido transformándose en otras cosas. Prefiero dedicarme a lo que sucede en mi calle más que a otra cosa. Una lección para ustedes es que trabajen con el corazón, con las cosas que les gustan, y no tratando de complacer a nadie. Al principio, uno entra con el afán de contar historias, tiende más a la narrativa, pero a medida que vas desarrollándote puedes utilizar sólo imágenes para comunicarse... Puedo dar un ejemplo: hace como diez años me invitaron a dar un taller en Inglaterra sobre animación y una muchacha se dirigió a mi y me dijo que no tenía un personaje con el cual trabajar. Ella estuvo rompiéndose la cabeza tratando de buscar un gato, un ratón, hasta un caballero, pero no encontraba el personaje que le hacía falta. Entonces le dije que se usara como personaje; o sea, que usara a una muchacha que no podía encontrar un personaje y tal. Después de dos días fue a mi y me dijo: "Eureka, encontré mi personaje".

SITIO OFICIAL

No hay comentarios: