martes, 2 de febrero de 2010

Tygra: Fuego y Hielo


Luego de la desastrosa “El señor de los anillos”, Ralph Bakshi se redimió con su obra más madura y ambiciosa: American Pop. Sin embargo, no se olvidaría de la épica ni la fantasía heroica, puesto que unos años después, luego de otra obra fallida (”Hey Good looking”) incursionaría una vez más en el reino de la fantasía, esta vez con mejores resultados, que “Wizards” y “El señor de los anillos”.
“Fuego y Hielo” fue la última película de Ralph Bakshi hasta los años 90 (En las cuales se llevó una tremenda decepción con la fallida “Cool World”) Si bien su temática era bastante más simple y menos ambiciosa que la de “El señor de los Anillos”, también resultó mucho más divertida y bastante menos tediosa.


Fruto de la colaboración y el esfuerzo de Ralph Bakshi y el dibujante e ilustrador Frank Frazetta, la película sigue todos los tópicos de la fantasía heroica ochentera, al puro estilo de “Conan el Bárbaro” y “El señor de las Bestias”: Héroes hipermusculosos, princesas voluptuosas y escasamente vestidas, monstruos horrendos y hechiceros malvados, etc.
Cargada de fantasía y acción, a pesar de la sencillez de su trama y su básica premisa, la película termina resultando una experiencia amena y agradable, en particular por su excelente nivel de animación (Sin duda Ralph Bakshi aprendió de los errores cometidos en “El señor de los anillos”) su adecuada música y su notable trabajo de voces. Así mismo, la caracterización en “Fuego y Hielo” resulta mucho más acertada que en “El señor de los Anillos”, presentándonos a personajes ecléticos, pero carismáticos, y lo que es más importante, con una personalidad bien definida (A diferencia de los personajes indefinidos de “El señor de los anillos” y “Cool World”)
Podríamos decir que “Fuego & Hielo” fue la “Beowulf” de su época, por su ambiciosa técnica visual, pero sencillísima trama. Y aunque no sea una obra maestra, resulta una obra disfrutable y bien hecha.
Una pena que Ralph Bakshi no haya decidido experimentar más con su técnica de animación realista, puesto que cada película mostraba un gran avance con respecto a la anterior. Tal vez, de haberse animado a hacer más de estos proyectos ambiciosos, hubiera surgido una obra maestra para la posteridad, y no ese desastre crítico y financiero conocido como “Cool World”.



1 comentario:

Miquel Díaz dijo...

Tygra me gustó... a pesar de que el guión era tan exageradamente simple y que el villano no da la talla.

De todas formas, la película American Pop yo si la consideraría como obra maestra, me ha parecido lo mejor de Bakshi con diferencia.