lunes, 28 de diciembre de 2009

Momento nostálgico 2: “La vida Moderna de Rocko”



Allá por los comienzos de los años 90, cuando Nickelodeon todavía no se había convertido en el canal tan odiado que es hoy en día, y cuando los caricaturistas de los canales infantiles tenían mucha más libertad de la que tienen hoy en día, apareció esta singular serie, la misma que hasta hoy sería recordada como una de las mejores en aparecer en el canal anteriormente mencionado, junto con “Ren & Stimpy” e “Invasor Zim”.
Creada por Joey Murray en 1993, esta serie destacó su marcado sentido del humor, el cual hacía uso de la sátira para presentar una visión absurda y desencantada de la realidad, la misma que contrastaba con la personalidad bondadosa y gentil del infortunado protagonista, un pequeño wallaby (A quien todos confundían con un perro o un castor) quien comúnmente debía enfrentar los problemas de la vida diaria en la ciudad.
Tal como señaló uno de los guionistas, Jeffrey “Swapy” Marsh (Uno de los creadores de la serie de Disney Channel “Phineas & Ferb”) el humor en esta serie no estaba pensado sólo para niños, sino que contenía una serie de referencias que eran captadas por los adultos, bien fuera aquellas de carácter sexual (¿Recuerdan al Hipopótamo que decía “¡¿Cómo te atreves?!” antes de asestarle una golpiza al infortunado marsupial?) como aquellas referencias culturales que pasaban desapercibidas para los niños.
Así, esta serie, a pesar de estar dirigida para un público infantil, contenía diferentes guiños y referencias hacia diferentes aspectos de la realidad, como lo era la situación de los inmigrantes en los Estados Unidos, el fanatismo religioso (vean el episodio “Cabeza de Salchichón”) el matrimonio gay, el desempleo, entre otras cosas… (¿Cuántas veces han visto una serie infantil donde uno de los protagonistas se vaya literalmente al infierno?)



Viendo la serie ahora, me sorprende ver las libertades que podían tomarse los caricaturistas de antaño (Creo que la influencia de series como “Ren & Stimpy” y las primeras temporadas de “Los Simpsons” tienen mucho que ver)



La voz de Rocko en su idioma original era brindada por Carlos Alazraqui, el cual alcanzaría la fama a través de ese rol (Por mencionar algunos papeles, el es James García de Reno 911, Rikochet de Mucha Lucha, Denzel Crocker en “Los Padrinos Mágicos”, Lazlo, del “Campamento de Lazlo” y Jonathan Weed, el jefe gay de Peter Griffin en “Padre de Familia”) mientras que en Latinoamérica la voz del wallaby estuvo a cargo de Carlos Iñigo (Joey Wheeler de Yugioh y Tommy Ryan de “Titanic”, el profesor Frink de los Simpsons, etc.)
Como nota curiosa, la voz de la señora Bev Cabeza Grande en su idioma original era hecha por un hombre, Charles Adler, que también hacía la voz del señor Ed Cabeza Grande, mientras que en Latinoamérica la hacía una mujer, la fallecida Guadalupe Noel.



Mis episodios favoritos:
“Golfista a la fuerza”


Un cuento de Hadas:



Después del final de la serie en 1996, cada miembro del equipo reunido por Murray se fue por su lado: Joey Murray se fue a Cartoon Network, y creó la serie “El campamento de Lazlo”, una serie claramente más infantil y en la cual obviamente no tuvo las más mismas libertades que en “Rocko”, Dan Povermire y Jeffrey “Swampy” Marsh, quienes ganaron un premio por el episodio “Zanzibar” (El episodio musical) crearon la serie “Phineas & Ferb” para Disney Channel, mientras que Stephen Hillenburg, uno de los escritores de la serie, se volvería el creador de la serie más exitosa de Nickelodeon, “Bob Esponja”.
Nickelodeon quitó “La vida moderna de Rocko” por un tiempo , aunque finalmente la repuso, en el bloque “Nick hits”, el cual da a eso de la una de la mañana, los fines de semana, mientras que el resto de los horarios está copados por una programación decadente y mala…Ya vendrá Duraznito a llevárselos algún día.

3 comentarios:

Miquel Díaz dijo...

Jejeje, era muy buena esta serie.

Bob Esponja reconozco que me gusta, de Phineas y Ferd me gustan los diseños pero los personajes los veo sosos y las historias me parecen siempre lo mismo, no entiendo por que tiene tanto éxito.

Alvaro dijo...

Sobre "Phineas y Ferb", yo siento más bien lo opuesto, no me gustan mucho los diseños, pero sí me gustan la historias y los persoanjes...Me gustó ver una serie infatil que no basara sus chistes en el humor escatológico o cuya trama tratase de un grupo de perededores queriendo ser más populares en la escuela...En fin, estoy de acuerdo contigo en que la serie sigue una rutina en casi todos sus episodios, y entiendo porque no puede gustar, dado que va dirigida a un público muy infantil (Aunque en ocasiones hay más de una referencia para los adultos)

Anónimo dijo...

Phineas y Ferb es de las mejores series que hay en la actualidad y que siga una formula no lo hace malo, regular show, the ghost busters, tom y jerry basicamente sus episodios eran los mismos, la razon que es un exito es que tiene n humor inteligente y puede tener referencias frikis y a la cultura pop que no muchos captan a la primera.