jueves, 20 de septiembre de 2007

The Maxx.


Ni tan viejos, que hablamos de 1995. Si bien es cierto que para muchos (con justa razón), MTV es un canal despreciable, lo cierto es que en sus mejores años nos ofreció algunas series animadas excelentes, que eran de hecho, lo mejor que alguna vez exhibieron.

Bien, The Maxx fue una de ellas. Inspirado en un popular comic de Sam Kieth, la serie se apegaba a tal punto al estilo de la serie original que la propia animación, a tal punto que para algunas escenas tan sólo usaban cuadros del comic, lo que no era un defect sino que le daba un aspecto mucho más atractivo, yendo a tono con la atmósfera surreal y oscura de la historia.

Ah, sí la historia. Es un tanto difícil de describir. De hecho, tan sólo abarca los primeros 13 vólumenes del comic, pero en sí la adaptación es bastante fiel y satisfactoria.

A primera vista, The Maxx parece un cruce de La Garrapata y Spawn, o una convencional historia de superheroés. Sin embargo, en vez de eso, se centra en el mundo interior de unos personajes, principalmente Dave, un misterioso hombre que sueña con ser un superheroé , aunque a los ojos de los demás no es más que un vagabundo loco que vive en una caja.

Como el némesis de Dave, Mr. Gone nos cuenta en la introducción, la única que se preocupa por cuidar del grandulón es Julie, una joven con un pasado doloroso. Poco a poco ella se ve involucrando con el mundo imaginario en donde Maxx es su guardián y heroé, a la par que se enfrentan a su triste realidad.

Si bien esto suena melodramático, la serie también apela al humor y al suspenso, logrando crear un equilibrio al cual no le falta sarcasmo y humanidad.

Pese a todas sus virtudes, recordemos que todavía se pensaba (y se sigue pensando) que sólo los niños ven dibujos animados, y por consiguiente la serie no paso de una temporada. Pese a ello, se volvió un objeto de culto para todos aquellos que la vieron en su momento, y quienes como yo aún buscan desesperados un DVD de los únicos 13 episodios realizados.


No estoy seguro si a todos les guste el peculiar estilo de esta serie. Sin grandes secuencias de acción ni increíbles superpoderes o exóticas mujeres, está claro que no busca ser como "Spider-man". Pero para toda persona que considere que la animación puede llegar a un público más allá de los pequeñines y volverse una obra de arte, "The Maxx"será una opción más que recomendable.



No hay comentarios: